Ganadería

Explotación ganadera de Grupo Siebla,

Ganadería vacuna, porcina y ovina con una extraordinaria calidad. Podrá conseguir carne de CORDERO que es un alimento de gran tradición que destaca por su carne tierna, fuerte y sabrosa. La carne de TERNERA es una fuente fundamental de proteínas, imprescindible para la formación celular y contiene una parte importante de grasa, sobre un 10%. Y como no, la carne de CERDO IBÉRICO puro cuenta con propiedades beneficiosas para la salud cardiovascular humana porque presenta menores niveles de grasa saturada y mayores niveles de ácidos grasos poliinsaturados en comparación con el ibérico cruzado con Duroc.
Porcino (Cerdo)
Un estudio sobre el cerdo ibérico realizado por el departamento de Genética de la UCO y el de Ciencias Agroforestales de la Universidad de Sevilla, el CIFA Las Torres, el Ministerio de Agricultura y la asociación Aeceriber ha determinado que la carne de ibérico puro cuenta con propiedades beneficiosas para la salud cardiovascular humana porque presenta menores niveles de grasa saturada (perjudicial) y mayores niveles de ácidos grasos poliinsaturados (beneficiosos) en comparación con el ibérico cruzado con Duroc. En este sentido, Ignacio Clemente, investigador de la UCO, explicó que "lo importante del cerdo ibérico es la grasa intramuscular, que es la principal responsable de los atributos sensoriales estupendos con los que cuenta".

cerdo

Además, dentro de las cuatro estirpes de ibérico puro estudiadas por este equipo, el Negro Lampiño, el Entrepelado, el Retinto y el Torbiscal, Ignacio Clemente destacó que los solomillos de Lampiño podrían diferenciarse en el mercado porque presentan mayor calidad, una mayor jugosidad y una textura más tierna. Así, esta estirpe cuenta con "unas cualidades organolécticas más acordes con el gusto del consumidor y su apreciación sensorial".
Del mismo modo, las conclusiones del estudio determinan que los solomillos de Lampiño, Entrepelado y Retinto tienen una carne más roja y oscura, con más contenido en hierro, por lo que son más recomendables para la salud humana. Por otro lado, la carne de los cerdos cruzados con Duroc cuenta con un menor porcentaje proteico y contenido en hierro.

Vacuno (Ternera)
Todos los tipos de carne, incluida la de vacuno, son una fuente fundamental de proteínas, imprescindibles para la formación celular. También contiene una parte importante de grasa, sobre un 10%.
Además, aporta hierro, indispensable para la hemoglobina y prevenir anemias. Asimismo, proporciona vitamina B12 o cobalamina, necesaria, al igual que el hierro, contra las anemias y para la renovación de los tejidos, y B3 o niacina, que ayuda a metabolizar los hidratos de carbono, proteínas y grasas.

vaca

El aporte calórico depende de la parte y tipo de animal de que se trate. La ternera magra aporta unas 100 Kcal. por cada 100 gr, mientras que un bistec llega a las 180 y las piezas destinadas a guisos hasta 250 Kcal.

Ovino (Cordero)

Se conoce con el nombre de cordero a la cría de oveja que aún no ha cumplido el año de edad. A partir de entonces a la hembra se la llama oveja y al macho, carnero. Su coste, la estacionalidad y la costumbre de reservarlo para grandes celebraciones han supuesto durante mucho tiempo la limitación de su consumo habitual; no obstante, la industria alimentaria y más concretamente los avances en el terreno de la congelación permiten hoy en día una presencia constante en los mercados a un precio muy razonable.

oveja

El cordero es un alimento de gran tradición que destaca por su carne tierna, fuerte y sabrosa. El cordero según la edad de matanza recibe nombres distintos: el lechal es el animal alimentado sólo con la leche y sacrificado antes de llegar al mes y medio. Su peso oscila entre los 4 y los 6 kg. Es el más apreciado y también el que suela ser más caro; el ternasco es el que se sacrifica antes de los cuatro meses y su peso es inferior a los 13 kg.

La carne de cordero es nutritiva y de fácil digestión, rica en proteínas de primera calidad y con un elevado contenido graso, proporciona de este modo un gran valor alimenticio. Además, ofrece a la dieta vitaminas, sobre todo del complejo B, sales minerales (fósforo y hierro) y pocos hidratos de carbono.

Está recomendada muy especialmente en la alimentación infantil, porque favorece el crecimiento en los primeros años de vida. Por el contrario, no está indicada para casos de gota o insuficiencia renal.